Día Mundial del Cáncer de Ovario

Hoy, 8 de mayo, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario, una enfermedad que cada año afecta a más de 3200 españolas, lo que supone el 5% del total de tumores en la mujer. Sin embargo, aunque este porcentaje pueda pensarse que es bajo, lo cierto es que la incidencia se puede considerar alta (9,9 nuevos casos / 100.000 habitantes / año), con un ascenso lento pero constante desde los años 60.

Captura

El cáncer de ovario ocupa el sexto lugar entre los tumores malignos que afectan a la mujer por detrás del cáncer de mama, el cáncer de colon, el cáncer de pulmón, el de útero y los linfomas. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 45 y los 75 años, aunque hay un número significativo de casos desde los 30 años.

Desde la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), se han solicitado más campañas de concienciación en torno a los síntomas de este tumor, ya que la enfermedad se suele diagnosticar en 8 de cada 10 casos en estadíos avanzados de la enfermedad.

cancer de o

Existen tres tipos de cáncer de ovario: el carcinoma epitelial, que afecta a las células epiteliales que recubren el ovario (70-90% de los casos), el tumor de células germinales, que afecta a las células que forman los óvulos, y finalmente, los tumores del estroma, que afectan a las células que producen las hormonas femeninas. Fuente: ASACO

¿A qué se debe?

Entre un 5-10% de los tumores de ovario se atribuyen a factores genéticos. Antecedentes en la historia familiar con casos de cáncer de mama, endometrio, ovario o colon aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario. Lo mismo sucede en portadoras de una mutación en el gen BRCA1 o BRCA2.

Se estima que el resto de factores de riesgo son ambientales. Así, la terapia hormonal sustitutiva (THS) administrada durante la menopausia parece que aumenta el riesgo, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). La ausencia de embarazos o el sobrepeso se consideran también factores de riesgo, mientras que el tabaquismo y el consumo de alcohol, como en el resto de cánceres, también influyen de forma negativa.

Los embarazos y la lactancia protegen del cáncer de ovario, así como el ejercicio moderado y seguir una dieta rica en vegetales (especialmente los que contienen carotenoides, como la zanahoria o las acelgas) y pobre en grasas animales. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, la toma de anticonceptivos orales durante más de 5 años podría reducir el riesgo de padecer cáncer de ovario en un 50%.

¿Cuáles son los síntomas?

Según la AECC, las mujeres presentarían síntomas durante 3 meses o más previos al diagnóstico de cáncer de ovario. Los síntomas, que podrían confundirse con aquellos producidos por problemas digestivos menores u otras alteraciones ginecológicas, se diferencian de éstos porque perduran en el tiempo. Es importante que se consulte con el médico si aparece cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón abdominal.
  • Dolor pélvico o abdominal persistente.
  • Dificultad para comer o sensación de plenitud continua.
  • Estreñimiento o diarrea, aparición de náuseas y/o vómitos.
  • Necesidad de orinar más frecuentemente.
  • Dolor de espalda sin causa conocida que empeora progresivamente.
  • Sangrado vaginal y alteraciones del ciclo menstrual.
  • Pérdida o aumento de peso sin causa conocida.

Aproximadamente un 44% de las pacientes que sufren un cáncer de ovario en España sobreviven más de 5 años y la supervivencia ha mejorado en las últimas décadas, triplicando sus datos en los últimos 20 años.

dibujo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 11 ?